The only saddle pad endorsed by back surgeons, master saddlers and veterinarians.

Mantillas avaladas por veterinarios: caballos con enfermedad de Baastrup

A veces, solo un cambio de arreos puede evitar satisfactoriamente facturas del veterinario por montos considerables. Avaladas por veterinarios para el síndrome de Baastrup.

ThinLine le ofrece una garantía reembolso de que el dolor de dorso de sus caballos disminuirá con una mantilla de ThinLine.

La espuma ThinLine está disponible en todos los estilos de mantillas o puede comprar una hoja de ThinLine que se llama mantilla básica de ThinLine.

English Booster Stacked Shim Design EnglishPad web Western Booster Stacked Shim Design3 web kissing spine saddle pad

Como saben, aquí en ThinLine, estamos comprometidos a mejorar la vida de los caballos. Después de años de trabajar con veterinarios, entrenadores y propietarios, hemos consolidado información sobre la enfermedad de Baastrup en caballos y hemos elaborado un plan de acción para ayudarle a combatir esta enfermedad.

A menudo se pasa por alto, se trata insuficientemente y no se comprende bien. El síndrome de Baastrup en los caballos se asocia frecuentemente con un mal comportamiento.

silouhettebuckingMi caballo se está portando mal y no puedo entender por qué. Me temo que el veterinario dirá que es la enfermedad de Baastrup y no quiero pensar en la cirugía. ¿Qué puedo hacer?

Si está comenzando a sospechar que la inquietud de sus caballos puede estar asociada al dolor de dorso, hemos establecido los métodos más fáciles para que pueda realizar una lista de acciones antes de considerar tratamientos más agresivos.

Modalidades alternativas como acupuntura, ajustes quiroprácticos, mesoterapia y/o masaje puede ser de utilidad aquí. Utilícelas como tratamiento de primera línea, así como en una función de apoyo. “En mi opinión, si tenemos un caso de reacción ósea significativa junto con síndrome de Baastrup, entonces los beneficios de la quiropráctica pueden ser mínimos y posiblemente contraproducentes; sin embargo, la acupuntura o la mesoterapia pueden reducir el dolor y la disfunción. Hay una serie de personas en nuestra zona que practican el masaje equino y se les recomienda con frecuencia”. (Frank Frantz, Burlington Equine).

Entrenamiento y fisioterapia:

Insistimos, la fisioterapia debe considerarse el componente esencial para el tratamiento de esta afección. El uso de ejercicios que ayudan a desarrollar la fuerza del tronco y los que permiten que el dorso se levante son los conceptos principales. El trabajo frecuente de ejercicios en círculo con riendas laterales, utilizando un sistema de Pessoa, y los levantamientos de vientre están diseñados para ayudar a fortalecer el dorso y los músculos pélvicos.

Cuando hablamos de desarrollar la fuerza del tronco no nos referimos a los músculos dorsales que están sobre la columna, sino a tratar de fortalecer los músculos adyacentes a la columna (músculos multífidos), los que van desde debajo de la columna hasta las caderas (músculos psoas) y los que corren a lo largo de la pared abdominal (músculos oblicuos abdominales). Estos son los músculos que trabajan para levantar o flexionar el dorso, a diferencia delos de arriba, que extienden el dorso.

Por supuesto, el factor de la fisioterapia es más fácil de lo que parece y pueden pasar meses para poder apreciar completamente los beneficios. “Creo que combinarlo con algún tipo de terapia que haga que el caballo se sienta más cómodo es la mejor manera de hacerlo”. (Frank Frantz, Burlington Equine).

Calce de la silla de montar:

Llamar a un experto en calce de monturas certificado en su área debe ser una de las primeras cosas que haga con cualquier caballo que muestre incomodidad con los arreos. Siempre revise a su caballo después de una buena monta y asegúrese de que no muestre dolor. Presione suavemente los dedos a ambos lados de la columna desde la cruz hasta la grupa. Su caballo no debe reaccionar bajando el dorso. Algunos caballos sienten cosquillas, así que intente iniciar con esto después de unos días de descanso. Simplemente busque en Google el experto en calce de monturas más cercano. Los expertos en calce de monturas representan una buena inversión con todos los caballos.

Rehabilitación y entrenamiento equinos:

De Horse and Hound UK:

El cirujano equino Bruce Bladon señala que un colega en Suecia, que ha operado muchos casos de enfermedad de Baastrup, ha tenido excelentes resultados recientemente, sin cirugía, con caballos que se enviaron a un jinete con experiencia en rehabilitación y reentrenamiento equinos.

“Esto tiene sentido”, dice Bruce. “Estamos hablando de la flexibilidad normal de la columna vertebral que, en ocasiones, provoca que los bordes de los huesos tengan contacto entre sí. Es fácil imaginar cómo un jinete o una silla de montar diferente, o un aumento del tono muscular generado por la fisioterapia y un cambio en el trabajo, podrían evitar esto.

“También es fácil ver cómo los resultados de entrenar a un caballo pueden ser tan diferentes, dependiendo de la psicología del jinete”, agrega Bruce, quien cree que la cirugía para corregir el síndrome de Baastrup puede, en algunos casos, tener el efecto de un placebo.

“La diferencia de actitud entre un jinete preocupado de que su caballo se está portando mal porque tiene una enfermedad subyacente, y un jinete que sabe que su caballo ha tenido una cirugía para esta enfermedad y ahora está “curado”, será considerable, y con razón.

“Pero es una cirugía mayor y esto ha mantenido un “límite” en el uso del procedimiento: nadie quiere hacerlo a menos que realmente crea que será beneficioso”.

A veces, solo un cambio de arreos puede evitar satisfactoriamente facturas del veterinario por montos considerables.

Ya sea que el culpable sea el calce de la silla de montar, un entrenamiento menos que perfecto o una conducción menos que perfecta, lo sabemos con certeza es que la comodidad para el dorso del caballo debe abordarse de la manera más rápida y sencilla posible. Tanto los caballos prequirúrgicos como los posquirúrgicos encuentran alivio en las mantillas terapéuticas y los insertos de calce de silla de montar de ThinLine.

Mantilla avalada por veterinarios para caballos con síndrome de Baastrup: thinlinelogobenefitsrectangle TINY

English Booster Stacked Shim Design EnglishPad web Western Booster Stacked Shim Design3 web

Más información acerca de la enfermedad de Baastrup de uno de los mejores veterinarios.

Por Randy Frantz de Burlington Equine Veterinary Services, LLC, Vermont

La compresión de apófisis espinosas dorsales (Dorsal Spinous Process, DSP) o síndrome de Baastrup es una afección reconocida como un problema importante en los caballos. Determinar cuál el problema es debatible y la manera de hacer un diagnóstico concluyente puede ser un proceso difícil de alcanzar. El siguiente artículo analizará los hallazgos anatómicos, el proceso de diagnóstico, las opciones terapéuticas y el pronóstico.

Para comprender los problemas detrás de la compresión de las DSP, se deben entender algunos factores anatómicos. Generalmente, el problema se localiza en la sección torácica de la columna vertebral, el área donde se sienta el jinete. Con menor frecuencia, la afectación de las vértebras lumbares detrás del área de la silla de montar puede ser el origen del problema.

Las vértebras:

Como puede ver en la imagen adjunta a la izquierda, las vértebras torácicas comienzan con la cruz y pasan por el área de la silla de montar.

Thoracic

La parte de las vértebras que nos interesa es la parte vertical que se proyecta hacia arriba y debe estar separada uniformemente de la apófisis adyacente. En la siguiente imagen, se ven dos apófisis espinosas dorsales con la relación correcta entre sí.

Para comprender la relación correcta entre las vértebras del dorso, la forma más fácil de ver cómo se asientan los huesos entre sí es con una radiografía. La siguiente imagen es de una radiografía de dorso combinada de un caballo con espacio normal. El lado izquierdo de la imagen comienza con la cruz y se mueve hacia la derecha mostrando el espalda baja. Las DSP verticales altas que forman la cruz son estrechas y largas pero, por lo general no están relacionadas con la enfermedad de Baastrup; en cambio, suele ser el grupo de vértebras detrás de esta área: las vértebras torácicas, en el área donde se sienta el jinete. Como puede ver, el espacio entre las DSP es uniforme y no hay una reacción ósea significativa.

 

Xray1

La siguiente imagen es de una radiografía anormal que muestra claramente la enfermedad de Baastrup. Como puede ver, las apófisis espinosas parecidas a dedos tocan la apófisis adyacente y, en algunos casos, se superponen.

Xray2

Compresión de las DSP en caballo con dolor significativo de dorso.

Signos clínicos de la enfermedad de Baastrup

Los caballos con esta afección pueden exhibir una variedad de signos, desde ser asintomáticos, es decir, no mostrar signos anormales, hasta tener un caballo que no se puede montar, posiblemente arqueado, negándose a ser ensillado y/o teniendo problemas de comportamiento incluso en el suelo. La pregunta no es entender al caballo que evidentemente está afectado, sino a los caballos asintomáticos. Los cambios radiográficos no ocurrieron de la noche a la mañana y ciertamente hay caballos que han estado trabajando normalmente durante este tiempo y que pueden saltar, usarse para doma clásica o placeres vaqueros mientras que las radiografías habrían mostrado resultados anormales. Algo debe cambiar para que el problema se vuelva evidente y algo debe cambiar nuevamente para que el problema quede bajo control.

He escuchado una variedad de quejas de jinetes y entrenadores a lo largo de los años asociadas con esta condición, la más común se relaciona con problemas de entrenamiento del comportamiento. En general, es posible que los caballos no muestren abiertamente limitaciones de movimiento, sino que muestren conductas de evitación que afecten su trabajo, como: negarse a aceptar el contacto del bocado, preferir moverse con la cabeza erguida y el dorso caído (no redondeado), no estar dispuestos a flexionarse en una dirección u otra, no galopar sobre la mano correcta de manera constante, sentirse desconectados o quizá galopar de modo cruzado. Obviamente, estos signos podrían estar asociados con una serie de problemas, por ejemplo: úlceras estomacales, enfermedad de Lyme, arreos, entrenamiento, jinete, por nombrar solo algunos.

 

Diagnóstico de la enfermedad de Baastrup.

Hacer el diagnóstico puede ser un proceso sencillo en algunos casos; en otros, es un proceso de eliminación. La historia y los signos clínicos son particularmente beneficiosos para el médico veterinario. Después de esto, las radiografías son la primera línea de defensa. Los rayos X digitales nos permiten tomar radiografías del dorso de un caballo en cuestión de minutos y ver claramente si hay problemas presentes como se ve en la imagen a continuación.

Xray3
Caballo con dolor de dorso, reacio a hacer una marcha corta y seguir adelante

El ultrasonido

también se emplea a veces. Tradicionalmente, se ha considerado una gran modalidad para evaluar los tejidos blandos, pero es excepcionalmente útil cuando se observan superficies óseas. Mientras que los rayos X penetran en el hueso y muestran los márgenes y el interior de los huesos, la ecografía muestra una gran cantidad de detalles sobre la superficie del hueso y los tejidos blandos adheridos a esta. Lo que no se puede apreciar en algunas circunstancias sin ultrasonido es el dolor de dorso del ligamento que recorre la columna vertebral y se inserta en estas DSP ni los ligamentos que se encuentran entre los huesos.

La termografía

es algo que también uso en los casos en que quiero evaluar la producción de calor que puede correlacionarse con la inflamación. Mediante el uso de una cámara térmica, puedo visualizar áreas del dorso, las patas e incluso el calce de la silla de montar. Las áreas más intensamente rojas o blancas se correlacionan con la inflamación. Las siguientes dos imágenes muestran un dorso más normal a la izquierda en comparación con la de la derecha con más inflamación en el área de la silla de montar (torácica) así como sobre el área de las caderas (sacroilíaca).

back1
Imagen normal con algo de color rojo que indica calor en la zona de la silla de montar
back2
Producción de calor significativa en la región de la silla de montar + sobre la grupa (área sacroilíaca).

En los casos en que haya más dudas sobre la afectación del dorso frente a otras áreas, se puede realizar una exploración nuclear. Estos procedimientos se realizan en hospitales de referencia. La ventaja es que, como la termografía, son exámenes dinámicos y muestran problemas en tiempo real, a diferencia de los exámenes estáticos, como radiografías o ecografías, que muestran lo que hay actualmente, pero no necesariamente se correlacionan con la inflamación.

Xray4
La exploración nuclear detecta la salida de material radiactivo acumulado usando una cámara.

 

Tratamiento de la enfermedad de Baastrup

Como era de esperar, los tratamientos pueden variar. El concepto más importante es que, independientemente del tratamiento, la fisioterapia resulta aún más integral para un desenlace exitoso. A lo que me refiero aquí es que los tratamientos pueden ayudar a controlar el dolor a corto plazo e incluso por períodos más largos, pero sin instituir una modificación en la monta, el entrenamiento y/o los arreos, el problema puede seguir afectando al caballo.

Generalmente he encontrado que el tratamiento de las áreas afectadas con inyecciones el uso de una combinación de corticosteroides y Sarapin ha sido beneficioso. En la mayoría de los casos, ese será mi primer tratamiento y, a menudo, se realizará al mismo tiempo que se toman las radiografías, si el diagnóstico es definitivo.

A lo largo de los años, he tratado a muchos caballos con terapia de ondas de choque (SWT) y también he visto que es efectiva; de hecho, en el caso de algunos caballos, los beneficios son casi los mismos que las inyecciones. La SWT también es beneficiosa como una herramienta de control, ya que permite que el tratamiento periódico, o poco tiempo antes de las competencias, pueda disminuir las molestias asociadas con esta afección crónica.

En algunas de los casos agudos, he usado efectivamente un láser para tratar áreas focales de inflamación. Los tratamientos con láser pueden tratar la inflamación del hueso, los tejidos blandos y los nervios.

Tildren es el medicamento más reciente que agregaría a mi lista. La mayor parte de la investigación con este medicamento se ha realizado en Europa y ha demostrado que produce beneficios en caballos con la enfermedad de Baastrup. El mecanismo esencial es que disminuye el proceso de destrucción ósea causado por la inflamación ósea y “activa” las células óseas que ayudan a reconstruir el hueso dañado. Lo que es único con este medicamento es que su función no es anular el dolor, sino mejorar el hueso dañado, lo que interrumpe el proceso destructivo y mejora el alivio a largo plazo. Actualmente lo importo de Francia con un permiso especial y lo he usado con éxito en muchos casos. Aunque es algo costoso, los beneficios superan con creces cualquier aspecto negativo.

El caballo de abajo con síndrome de Baastrup, que no estaba dispuesto a avanzar cómodamente, se negaba a saltar y a realizar bien la marcha corta, fue tratado con Tildren. Después del tratamiento, mejoró notablemente y los resultados duraron más que cuando solo se usaron inyecciones locales.

Xray5
Se identificó el síndrome de Baastrup en la región de la silla de montar de las vértebras torácicas.

Las modalidades alternativas

como la acupuntura, los ajustes quiroprácticos, la mesoterapia o los masajes también puede ser de utilidad aquí. Las he usado como tratamiento de primera línea, así como en una función de apoyo. En mi opinión, si tenemos un caso de reacción ósea significativa junto con síndrome de Baastrup, entonces los beneficios de la quiropráctica pueden ser mínimos y posiblemente contraproducentes; sin embargo, la acupuntura o la mesoterapia pueden reducir el dolor y la disfunción. Hay una serie de personas en nuestra zona que practican el masaje equino y se les recomienda con frecuencia.

Insistimos, la fisioterapia debe considerarse el componente esencial para el tratamiento de esta afección. El uso de ejercicios que ayudan a desarrollar la fuerza del tronco y los que permiten que el dorso se levante son los conceptos principales. El trabajo frecuente de ejercicios en círculo con riendas laterales, utilizando un sistema de Pessoa, y los levantamientos de vientre están diseñados para ayudar a fortalecer el dorso y los músculos pélvicos.

Cuando hablamos de desarrollar la fuerza del tronco no nos referimos a los músculos dorsales que están sobre la columna, sino a tratar de fortalecer los músculos adyacentes a la columna (músculos multífidos), los que van desde debajo de la columna hasta las caderas (músculos psoas) y los que corren a lo largo de la pared abdominal (músculos oblicuos abdominales). Estos son los músculos que trabajan para levantar o flexionar el dorso, a diferencia delos de arriba, que extienden el dorso.

Por supuesto, el factor de la fisioterapia es más fácil de lo que parece y pueden pasar meses para poder apreciar completamente los beneficios. Creo que combinarlo con algún tipo de terapia que haga que el caballo se sienta más cómodo es la mejor manera de hacerlo.

Mantilla avalada por veterinarios para caballos con síndrome de Baastrup.thinlinelogobenefitsrectangle TINY

English Booster Stacked Shim Design EnglishPad web Western Booster Stacked Shim Design3 web